diumenge, 1 de novembre de 2009

El barco fantasma

Marc es un niño que siempre había querido ir a Estados Unidos. Por sorpresa, el día de su cumpleaños sus padres le dieron el regalo esperado: un viaje a EE.UU.
Marc casi lloró de la emoción, ese día. Y llegó el momento del viaje, ese mismo 21 de diciembre fueron al puerto. Embarcaron todos muy felices; Marc se instaló en el camarote, que por cierto era el número 666, con su mp5 para escuchar música. Había una cama de matrimonio y otra cama individual; tenía suerte porque era hijo único. Tras instalarse escucharon la voz del capitán anunciando que dentro de una hora eestaría la cena. A Marc le venía bien porque aún no tenía hambre, por eso cogió la “gameboy” con un juego curioso que se titulaba: "Pokemon y la casa cara". De repente se oyó un ruido !clap!; ¡se estaba hundiendo el barco! Marc corrió y vio a su padre descuartizado en la puerta, y sangre en la cerradura. Luego fue a la cubierta por las escaleras del este y vio muchos cadáveres allí con síntomas claros de descuartización. Después se dirigió al piso de abajo y encontró a su madre detrás de él, llena de sangre y con una sierra mecánica.


Iker Medina, Marc Raventós, 2n A

3 comentaris:

  1. LA HISTORIA ESTA MOL BE, PERO LO QUE PASSA ES QUE A MI NO M'HA FET GENTS DE POR.

    ResponElimina
  2. jjjjueeeeeeeeer con el cuentecillo!! buuuuf
    m'he quedat amb les ganes de saber d'on era en Marc (ja que sempre havia somniat en anar a estats units..)
    Bona capacitat de síntesis!
    (glucs, buuuf..no m'esperava aquest final;-)

    ResponElimina