diumenge, 12 de setembre de 2010

Nutella Dream: comentario personal de Nocilla Dream de Agustín Fernández Mallo


Hoy Laerke vuelve cansada de trabajar en la heladería de Carson City. De camino a casa mira con cara de asco a las chicas del burdel, tiene miedo de convertirse en una de ellas. Después de caminar medio kilómetro por la US50, se dirige hacia el interior, alejándose de esa desierta carretera. Abre y entra por la puerta de su barraca. Hoy tampoco ha habido ningún cliente, dice, como siempre. Decide tomarse un vaso de leche antes de irse a dormir, entra en la cocina, se prepara un vaso de leche fría, y se sienta. Para su sorpresa se encuentra un libro con una chica en bikini en la portada. Asustada piensa que es un detalle de una de las chicas de burdel, pero descubre una nota de su profesora de lengua.
Decide leer el libro. Descubre un ex boxeador que quiere hacer el recorrido contrario a Cristobal Colón, de Oeste a Este. Él abandona, y decide que la tierra dé la vuelta sobre él. Descubre a Billy The Kid, el que se asusta con 1 zapato marrón tirado en medio de la US50. “No 2, ni 4, ni 8 ni ninguna otra cifra par, sino la cifra impar por antonomasia: 1”. Sokolov, músico polaco que graba todos los sonidos que escucha en la ciudad de Chicago.
Dentro del libro encuentra a la odiosa Sherry, esa chica de burdel que tanto odia, que desaparece con un camionero; y a Josep, en el aeropuerto de Singapur, que habla sobre el mismo álamo que hay en la US50, sin ni siquiera saber que existe. Y descubre a Pat, ex banquista que colecciona fotografías con rostros humanos.
Decide dejar de leer y sube al desván de su casa. Allí abre su maleta con la que viajaba antes de mudarse cerca de Carson City. La abre y saca su colección de fotografías. Se queda sentada en el suelo del pequeño desván de su barraca y sacando las fotos van apareciendo rostros de gente conocida. Josep. La odiosa Sherry. Falconetti, el ex boxeador, Billy The Kid. Cristóbal Colón. Unas chicas de burdel que no conoce. Sokolov. Y finalmente Pat.
Laerke coge su cámara de polaroids, se tira una foto que al aparecer mira con asombro. La guarda en su bolsillo. En pijama, sale en babuchas hacía la US50, abre la maleta llena de fotografías con rostros de gente, y allí guarda su polaroid.
Tira la maleta en medio de la carretera y se vuelve a casa a dormir. Decide que le gusta este libro. No tiene claro el porqué. Pero le gusta.
*
Laerke Saura, 4t B

4 comentaris:

  1. M'agradat molt el text, es nota que tens molta imaginació Laerke!

    ResponElimina
  2. m'agradat el text per que esta currat esta ben enllaçat i o redacta molt be

    ResponElimina
  3. Està molt bé el text, Laerke, dona ganes de llegir la novel.la!!!!!

    ResponElimina
  4. Hola als tres!
    M'agrada que us agradi. de fet el que he intentat aquí és inventant-me una petita història similar a les del llibre mirant d'aplicar tots els mètodes i l'estil de l'autor (Agustín Fernàndez Mallo).

    Susanna, la novel·la està bé, és curta..., a mi m'ha agradat molt. Per a ajudar-me a escriure el text he estat mirant pàgines que parlen sobre el llibre, i Igual que les pàgines, jo també he decidit etiquetar el llibre com a "indie"...,. és molt diferent al que estem acostumats, val la pena llegir-lo.

    *

    ResponElimina